Terapias post-quirúrgicas

¿QUÉ SON LAS TERAPIAS POST-QUIRÚRGICAS?

Las terapias post-quirúrgicas se ofrecen a los pacientes, posterior a la realización de alguna cirugía y se realizan con ultrasonido y/o drenaje linfático. Algunas cirugías en las que se recomienda aplicar estas terapias son en la mamoplastía de aumento, en la reducción y en el levantamiento mamario, en la abdominoplastía y en la liposucción como parte de una terapia post-quirúrgica.

Estas terapias pueden iniciarse a los pocos días de haber realizado la cirugía, previa autorización por su médico. Aunque también pueden realizarse tiempo después de algún procedimiento si el paciente presentara fibrosis y endurecimiento con el paso del tiempo.

Las terapias tienen como objetivo disminuir la reacción inflamatoria en los tejidos, lo que disminuye el dolor y el paciente obtiene mejores resultados y se reincorpora más rápido a sus actividades cotidianas. Además previene y disminuye el riesgo de la formación de fibrosis, lo cual es una consecuencia común en procedimientos quirúrgicos como la liposucción y la abdominoplastía.

Por lo general se requieren varias sesiones (10 en promedio) para observar resultados óptimos, sin embargo, el dolor puede disminuir significativamente después de una sola terapia. Se recomienda tomarlas diariamente.