Control de seborrea (grasa)

La seborrea o dermatitis seborreica es un trastorno funcional de las glándulas sebáceas, especialmente las del cuero cabelludo, que producen una hipersecreción de grasa (segregan más sebo del que necesitan para mantener el equilibrio hidrolípidico). Es uno de los principales problemas capilares y de los que más incomoda a nuestros clientes, pero es fácilmente controlable si sabemos cómo tratarla. Como siempre, debemos dar un diagnóstico preciso para frenar este problema. Al ser una patología dermatológica y no sólo un problema estético, se debe recibir el tratamiento apropiado.

Las glándulas sebáceas

Están situadas en la dermis y la forman células llenas de lípidos, entre ellas el sebo. La función del sebo es lubricar, dar brillo y proteger la superficie de la piel, y su secreción es continua.

Las glándulas sebáceas se encuentran en toda la piel, a excepción de las palmas. Dependiendo de la zona del cuerpo, varían en tamaño y número, siendo la cara y el cuero cabelludo donde son más grandes y numerosas.

A veces producen quistes cuando un folículo piloso obstruye el conducto de la glándula.